Luego del gran triunfo de Tiburones Rojos, la grada norte del Pirata Fuente se venía abajo con la algarabía de la afición que se aferraba al triunfo y así tener muchas esperanzas de seguir en primera división.

Bengalas, banderas, gritos, saltos, trompetas, todo retumbó en el 50 aniversario del Coloso del Fraccionamiento Virginia.

ÚLTIMAS NOTICIAS