Luego de la práctica matutina de este jueves en el Pirata Fuente, el Puma Chávez dejó todo por unos minutos y se acercó a la afición.

A pesar de los más de 30 grados de calor que había tras terminar el penúltimo entrenamiento de la semana, el Puma Chávez se dio tiempo de saludar a la afición y sacarse fotos con ellos en el estacionamiento del estadio.

Alrededor de 8 aficionados fueron atendidos por el futbolista veracruzano, quien posó junto a los niños que se acercaron a él.

ÚLTIMAS NOTICIAS