Luego de que el Polaco Menéndez sufriera el desgarre en el muslo posterior de la pierna izquierda, los compañeros de banca y el cuerpo técnico y médico lo esperaban en la banca para animarlo, pero quien más lo alentó fue la Rata Bravo.

Una vez llegado al banco de suplentes tras la lesión, Martín Bravo se acercó hasta el Polaco para animarlo y consultarle qué fue lo que había pasado.

La Rata estuvo con su compatriota todo el tiempo hasta que fueron juntos hasta el vestidor.

Buen detalle del argentino con el argentino.

 

Noticias relacionadas