La segunda etapa de la pretemporada de los Tiburones Rojos de Veracruz rumbo al torneo Apertura 2019 de la Liga MX inició la mañana de este domingo con un entrenamiento celebrado en las instalaciones de la Federación Mexicana de Fútbol.

La novedad en la sesión fue el defensa mexicano, Leobardo López, quien se integró a las actividades y de inmediato trabajó a la par de sus compañeros.

De inicio el plantel veracruzano cumplió con una dinámica de adaptación a la altura, misma que fue organizada y supervisada por el preparador físico, Sergio Salas.

A continuación, el grupo se dividió en dos contingentes para realizar un par de actividades bajo la supervisión de los Auxiliares Técnicos, Enrique y Diego Meza, mismas que constaron en el control y golpeo de balón en un sector del terreno de juego; y en los centros desde los costados y los remates a portería en otra zona de la cancha.

Por último los futbolistas realizaron las elongaciones de afloje pertinentes.

Por la tarde los Tiburones Rojos de Veracruz volverán a la FMF para cumplir con su segunda práctica del día.

El único futbolista ausente de los trabajos es el veracruzano, Sebastián Jurado, quien recibió unos días de descanso luego de su participación en el torneo Maurice Revello con la Selección Mexicana Sub-22.