La historia de uno de los más grandes compositores mexicanos de la historia traspaasaron fronteras, al igual que como la de el gran Luis de la Fuente. Hoy en el cumpleaños de Gabilondo Soler te contamos la historia de estos grandes.

¿Cómo se conocieron?

El equipo paraguayo Atlético Corrales invitó en 1939 a Luis a jugar con ellos y luego participan en un torneo en Colombia contra Vélez Sarsfield y es el equipo pampero el que firma a nuestro ídolo más tarde.

Titular indiscutible, anota ocho goles, tres de ellos en un mismo partido. Sus goles también salvan a Vélez del descenso; aún así, el trato que recibió Luis en Argentina no fue de lo mejor y en Navidad, sin pago de sueldo y sin dinero, decide conseguir para el regreso en barco a Veracruz, junto con un paisano orizabeño que también era maltratado por un “garufa” en un bar de Buenos Aires, donde trabajaba como pianista.

Este paisano chayotero era ni más ni menos que Francisco Gabilondo Soler, conocido más tarde y para siempre como “Cri-Cri, el Grillito Cantor.

La grandeza de nuestro máximo idolo sigue presente.

Noticias relacionadas