En la previa del partido con Cruz Azul, apareció una bandera de la barra de Tiburones Rojos afuera del vestidor local.

“Rojo es mi corazón, Tiburón mi gran amor” el mensaje de la bandera que apareció a la llegada de los futbolistas al vestidor.