Se jugó la última jornada del casi desastroso 2016, y decimos casi porque no hay que olvidar que en abril fuimos campeones de Copa tras décadas de sequía en la máxima categoría.

El rendimiento del equipo fue de regular a bueno, con grandes pasajes del partido demostrando siempre queriendo el triunfo, pero dejando espacios importantes en defensa que pudieron haber terminado en un cómodo triunfo fronterizo.

El uno a uno de los jugadores frente a Xolos:

Pedro Gallese: El mejor de la cancha. Un par de grandes intervenciones para evitar la caída del arco y se le vio muy seguro en el juego aéreo. Nada pudo hacer en el gol de la vista.

Arturo Paganoni: Poco brillo en el partido y con un trabajo silencioso pero efectivo. La garra y todo pulmón siguen siendo una de sus mayores virtudes.

Leobardo López: El capitán jugó un buen partido y estuvo cerca del gol. Cortó algunas jugadas que parecían eran de peligro para el rival y cumplió una buena tarea.

Horacio Cervantes: Tras varios meses lesionado, volvió a ser titular y se le notó muy flojo. Graso error suyo en el gol de Tijuana. Salió lesionado en el medio tiempo.

Lucas Rodríguez: Un par de fallas en la técnica individual que generaron un contragolpe de Xolos que no pasó a mayores por buena respuesta de la defensa. Es un lateral con oficio que cumple.

Adrián Luna: Tuvo la primera llegada del partido a los 2 minutos y después desapareció. Le costó mucho entrar por las bandas pero sigue siendo del agrado de Reinoso.

Gabriel Peñalba: Los partidos que le gustan, con mucho toque de balón y tener al rival cerca. Sobre el final pudo haberse ido expulsado por una patada, pero tuvo buen partido nuevamente.

Hugo Cid: Cumplió con lo justo y volvió a estar en la posición que Reinoso más provecho le sacó, que es unos metros detrás de Peñalba en la contención.

Daniel Villalva: Caso muy parecido al de Luna: nunca encontró el modo de entrar por las bandas, cuando fue hacia el centro empezó a tener más contacto con la pelota pero no fue su mejor noche. Salió de cambio por Pérez.

Agustín Vuletich: Entre tantas fallas que se le pueden notar, tuvo una virtud muy interesante: jugar y acompañarse con otro 9. Gran movimiento en el área para el gol. Después poca participación. Salió de cambio en el medio tiempo.

Julio Furch: El referente en el ataque escualo. Sigue siendo fundamental en este esquema de Reinoso y demostró que se puede acompañar bien de otro delantero. Gran jugada individual y colectiva para el 1-0 de Vuletich.

Rodrigo Noya: Entró de cambio para el 2T y cumplió una buena labor, tanto en ofensiva como en defensiva. Protagonista en el gol del triunfo y sus saques de banda siguen siendo un peligro.

Edgar Andrade: Retomó el medio campo y empezó a conducir al equipo desde la posición de la pelota. Era una salida importante del equipo y encargado de la pelota parada.

Juan Pérez: Sed de revancha contra su ex equipo. Muy participativo el colombiano que revolucionó al equipo de medio campo hacia adelante. Generó el córner del segundo gol en una pelota que se tenía perdida.

Noticias relacionadas