El defensor escualo, Carlos Calvo, se reintegrará a los entrenamientos con el primer equipo, ya que por problemas económicos entre el club y el jugador, fue separado del plantel, entrenando con la categoria Sub-20.

Se maneja que el futbolista pidió un aumento a su salario, a lo que la directiva jarocha negó y obtaron por separarlo de manera indefinida del plantel.

Se espera que el nacido en Mérida se reintegre a los trabajos con el primer equipo en el transcurso de la semana.

Noticias relacionadas