La grada habló…

Y sí, tristemente, desde que tengo uso de razón, podría contar con los dedos de una
mano las veces que he visto así de desolada la grada del pirata.

A pesar de la polémica generada por la campaña en redes de una gran parte de la
afición jarocha, hubieron siete mil personas (según la LigaMx), que fieles a sus colores,
asistieron para ver un empate, que por momentos esbozo señales de vida escuala y
que por instantes, parecía el mismo equipo de segunda división de los primeros dos
partidos.

Esperemos que la gente del club tome medidas y que se den cuenta que el estadio no
se llena solamente por tener un equipo de primera división, sino que el alimento
principal de esos asistentes, son los resultados o en su defecto, un equipo que se parta
el alma los 90 minutos y que le importe el tiempo-dinero invertido por sus seguidores.

Pasando al análisis del partido, hubieron dos cambios en la alineación, pese a que
alguno fue obligado, de inicio ya había algo diferente. Unos quizá pensamos “ya hay
dos más a quien acuchillar” y los más optimistas a lo mejor dijimos “es buena señal,
peor no podemos estar”.

De entrada, Noya per sé, tiene más argumentos que Guido para estar ahí; si bien es
cierto que Milán tiene más bagaje internacional y que ninguno de los dos es un Rafa
Márquez en potencia, el nacionalizado mexicano aventaja a su compañero en
velocidad, juego aéreo (los dos miden 1.94), ACTITUD y que es el cobrador oficial de
los “Corners de banda”, con eso para mi gusto, debería de alcanzarle para ser titular.

La otra modificación fue meramente táctica y creo que le funcionó a nuestro estratega,
pese a que soy un fiel defensor del futbol del “Gori”, creo que meter a Cartagena fue
un buen revulsivo para el equipo, se mostró seguro y sin hacer demasiado, cumplió.

Comentaba que por momentos el equipo dio señales de vida e incluso creamos
algunas buenas jugadas de gol. A diferencia de los primeros partidos, al fin tuvimos gol
y se crearon otras más que se fallaron, si vamos a ser un equipo que no cuente con
tantas oportunidades, la definición tiene que ser algo en lo que trabaje mucho el
Polaco y el Puma, sino vamos a sufrir mucho, mínimo meter las muy claras.

Otro aspecto a destacar, fue que hubo alguien que se atrevió a probar de otra forma y dio
resultados, el tiro de media distancia siempre será una variante que reditúe cuando el
equipo no genera tanto.

En lo individual, creo que lo más destacable hasta el momento, ha sido Hibert Ruiz, un
jugador con mucha actitud y prolijo con el balón, le da mucha frescura al equipo. Si se
empieza a juntar con Esquivel, creo que pueden pasar cosas buenas.

Espero que el equipo poco a poco vaya agarrando forma y que Memo Vázquez pronto
encuentre un 11 más sólido. Sé que mi opinión no cuenta mucho, pero creo saber un
poquito de este deporte (nunca al grado de nuestro DT) y en un punto de vista muy
personal, me gustaría ver a Toño con Wilder y a Hibert más tirado a un costado en el
lugar de Luna o de Chávez que han tenido un inicio de torneo muy flojo, comer un
poquito de banca no les haría ningún daño, sino todo lo contrario.

Aunque esa no sea la posición natural de Ruiz, creo que podría desempeñarse muy bien por ahí, ya que
tiene buen manejo de balón y si se junta con Esquivel y el chileno, podrían dar buenos
resultados; a su vez tendríamos más solidez defensiva con un doble cinco, permitiendo
más libertad al frente y más seguridad abajo. En fin, solo es un punto de vista donde
creo que se optimizaría el funcionar escualo.

Cambiando un poco de tema, hablemos del próximo partido, ya que
independientemente de la urgencia del equipo, es un juego que no necesita de más
ingredientes para ser atractivo.

No obstante, los tiburones son los que están más obligados a sacar un buen resultado, y que mejor oportunidad que el “clásico del sur”para revertir el mal inicio de torneo. Tenemos que comenzar a sumar de tres y a
recuperar un poco de terreno respecto a los demás, que aunque no haya descenso de
categoría, habrá un castigo económico importante y la gente está hasta el gorro de
tener un equipo incompetente.

Esta misma directiva ya nos demostró en algún momento que pueden traer jugadores
de un nivel muy respetable y que se pueden sacar buenos resultados, como en las dos
liguillas consecutivas de hace unos años y con el título de copa, no por eso vamos a
dejar de exigir y acostumbrarnos nuevamente al eterno modus operandi de los
tiburones rojos, así que si me preguntan sobre las gradas vacías el partido pasado, creo
que fue una buena llamada de atención. Esperemos sacar un resultado positivo a como
dé lugar en el Cuauhtémoc y que no volvamos a ver así de triste nuestro Coloso del
Virginia.

Si el futbol no nos da, les ruego que saquemos el orgullo carajo; nunca hemos sido una
franquicia ganadora, pero si un equipo que se identifica con los suyos y que juega con
los huevos por delante, como debe ser, así que sigamos apoyando y esperemos que
pronto empiece a caminar esto.
Abrazo de gol, escualos.

Tiburoneo… luego existo.