¿Será otro torneo muy largo dentro de un torneo corto?

Pues si amigos, el viernes pasado esa duda quedó sembrada, ya que por lo demostrado en la
cancha, al parecer será otro torneo muuuy largo.
Sin ton ni son el equipo, si bien es cierto que todos los planteles vienen saliendo de
pretemporadas, al nuestro no se le vio absolutamente nada, y no hablo del tema físico, sino de
idea futbolística.
Ahora, para los que no vieron el partido, es importantísimo aclararles que no es como que los
Pumas hayan hecho demasiado para ganar, sino que los nuestros no mostraron ni pa donde
van y es dramáticamente increíble, que nuestras únicas opciones de gol se generen por
desempolvar el típico estandarte ofensivo del maestro Reinoso, los famosos “corners de
banda”.
Es difícil hacer un análisis a profundidad en la jornada 1, ya que la esperanza redunda en que
haya sido un pésimo partido y que para el domingo versus Lobos, muestren en realidad algo a
lo que podamos aferrarnos por sistema.
Trataré de hablar de lo peor, ya que es difícil encontrar particularidades en este desastre, sin
embargo, lo de los laterales fue delirante. A Murillo hay que ponerle una brújula para el
partido que viene, si es que memo le da la oportunidad (Es un decir, ya que por “descartación”
pudiese que lo volvamos a ver), ya que o tiene un grave problema psicomotriz o no le queda
claro para donde patea.
Pasemos con Paganoni, siempre es loable el desgaste físico que tiene, pero hasta ahí, su
manejo de perfiles es lamentable, pierde constantemente su marca y al ataque le da el
síndrome del gringo castro, llega a línea de fondo y manda un centro o muy pasado o muy
corto o por detrás del arco.
Hablo de los laterales, porque creo que es un problema que no viene de un partido, sino de
mucho tiempo atrás. No obstante, en términos generales, defensivamente puras lágrimas.
Milán y la Palmera, cuando se deciden son impasables por arriba y cumplen con lo justo para
dar unas buenas actuaciones y darle algo de certeza al equipo, pero cuando salen tan
distraídos como el partido pasado, se ridiculizan entre ellos regalando penales obscenos y
volándose por encima de sus “2 metros de estatura” con balones largos y predecibles,
reencarnando al mismísimo “halconcito peña”.
Siguiendo con la inconsistencia, ahí tenemos al Puma Chávez, que cuando hay que halagarlo,
no escatimamos en hacerlo, ya que tiene muchas cualidades; pero esta vez se lo vio fuera de
sí, distraído y quizá contagiado por la falta de seguridad en la retaguardia o que se yo, pero a
medida de que comience a ser regular, podremos empezar a hablar de una “promesa” en
desarrollo.
Justamente hablando de promesas, creo que lo único destacable de este partido, fue el ingreso
de un joven que al parecer tiene buenos modos en la cancha; es imposible alzar las velas desde
ahora y vaticinar el mejor de los futuros, pero si se le trabaja como debe, tiene como
desarrollarse correctamente para poder saltar la línea de los eternos Pedritos Dominguez o

Churros Román, que se quedaron con altas expectativas y nos dieron pruebas de grandes
cualidades interrumpidas por las razones de siempre.
A pesar de que nuestra plantilla no está ni cerca de ser una de las más completa de la primera
división, creo que si tiene armas con que competir dignamente. Tenemos muchos jugadores
con gran experiencia en nuestra liga y con sed de revancha, que si los combinas con los
refuerzos y los jóvenes, podrían darnos algunas alegrías.
Si, pese al bodrio del viernes pasado, sigo teniendo fe en que estos cabrones van a dar todo y
que peor no podemos estar. Ojalá la ausencia de descenso sirva para atreverse a hacer cosas
interesantes y no tener el pretexto de la presión en contra.
El rival siguiente, no será fácil y menos en su casa, en donde nos trajimos la canasta llena el
torneo anterior, pero si hay un contrincante que nos pudiera levantar de esto, serían
justamente los mismos que nos dieron respiración de boca a boca el torneo pasado para seguir
en la máxima categoría. Los licántropos son un equipo igual de corto que nosotros, pero
muerden desde el primer minuto, por ello creo que debemos poner mucho énfasis en las
jugadas a balón parado en ambas áreas, creo que ahí se definirá el partido.
Les mando un esperanzador abrazo de gol mis queridos escualos, no se olviden de seguir
exigiendo, pero sobre todo de seguir apoyando, a seguir demostrando que somos una gran
afición.
¡Vamos por los 3 puntos ante los universitarios carajo!
…tiburoneo, luego existo.