La mañana de este miércoles los Tiburones Rojos de Veracruz tuvieron su primer entrenamiento del año 2019, esto en el Centro de Alto Rendimiento y ya pensando en lo que será su debut en el torneo Clausura 2019 de la Liga MX el próximo domingo visitando a los Pumas.

Para comenzar el día los escualos se reunieron en el gimnasio del CAR y bajo las instrucciones de los preparadores físicos, Pablo Sanguinetti y Omar Altamirano, cumplieron con un circuito de ejercicios de fortalecimiento.
Una vez terminada esta actividad, los futbolistas del cuadro veracruzano se trasladaron a la cancha uno del lugar, donde a un costado y divididos en grupos de seis, trabajaron la circulación del balón y la presión para recuperar el mismo.
Posteriormente los auxiliares técnicos, Gonzalo Cigliuti y José Carlos Cancela, tomaron las riendas de la práctica y con la plantilla dividida en tres hicieron fútbol en un cuarto de cancha, dinámica que fue enfocada a los recorridos y coberturas defensivas.
Finalmente el director técnico, Robert Dante Siboldi, dio una charla técnica y solicitó a sus jugadores ensayar la generación de jugadas y la definición de cara a la portería rival.
A esta sesión no acudieron los recién llegados, Colin Kazim-Richards y Nené Bonilha, pues se quedaron bajo la supervisión del doctor, Juan José Pérez, para realizar sus exámenes médicos y físicos de rigor.
Por la tarde los Tiburones Rojos de Veracruz volverán a entrenar.