Cuando te nace la pasión por tu equipo la demuestras donde sea, haciendo lo que sea, o al  menos para este niño, así lo es, quien ya desde muy chico nos demuestra el amor hacia los Tiburones Rojos de Veracruz.

No importa la edad, el genero o la clase social, la pasión se nace en algún momento y es inevitable no tener ese sentimiento hacia el Tiburón, este niño lo sabe, se concentra haciendo la tarea cantando el “Dale Tiburón”.

Más niños así por favor.